jueves, 31 de diciembre de 2009

Hasta el año que viene

Visitantes, Amigos, Amores...

Sólo dejarles un abrazo enorme y pedirles que no pierdan la esperanza, que defiendan sus creencias, que vayan detrás de sus sueños y que no permitan que nadie nunca les diga lo que tienen que pensar.
Rían, jueguen, coman, sientan y amen, amen, amen!

Gracias a tod@s los que de algún modo me acompañaron en este tramo del camino.

Muy Feliz 2010...Muy Feliz Vida!!!


miércoles, 30 de diciembre de 2009

Oid el ruido...


Después de haber elegido los temas que reflejan, al menos parcialmente mi tránsito por este año riquísimo de aprendizaje y crecimiento, decidí también romper por una vez mis propias reglas y publicar algo que no me pertenece, pero que me viene "como anillo al dedo" y encima,... Ella lo canta hermoso...
Está bueno terminar el año transgrediéndome a mí misma.

No Más Llorar

He estao durmiendo a dos metros bajo tierra,
Y ahora he decidio dormir sobre la tierra.
He pasao tanto tiempo lamentando lo que no entendía,
Que ahora prefiero que me den la clara del día.

No, no, no, no,…
No más llorá

Empieza mi viaje en la carretera,
Por fin camino sola,
En mi casita con ruedas,
El tiempo será pa mi lo que yo quiera que sea,
Nunca un nido, nunca un muro,
Solo lo que yo quiera.

Recorro montañas, desiertos,
Ciudades enteras, no tengo ninguna prisa,
¡Paro! donde quiera!

La música que llevo
Será mi compañera,
Ahh, ahh, ah…

Aprendí a escuchar las noches
No pienso enterrar mis dolores,
Pa que duelan menos,
Voy a sacarlo de dentro,
Cerca del mar,
Pa que se lo lleve el viento

Hoy pa mi la burra grande,
Ande que ande o no ande,
Que la quiero para
Al que me importune este cante,
Que tengo yo en mi soledad,
Cientos de canciones tararea empeza y sin acaba,

A punto a punto…
Que yo tengo yo en mi soledad,
Cientos de canciones tarareas
Empeza y sin acaba, a punto a punto de estalla.

Y algunas que nadie jamás,
Quiero que comprenda porque son pa mi na ma,
Pa mi corazón,
Pa mis pensamientos,
Pa mi reflexión,
Pa mi.

No se cuando volveré,
No se donde llegare,
No se que me encontrare,
No importa… no, no..

Bebe.

martes, 29 de diciembre de 2009

Mi trago Fuerte

Hace horas que estoy tratando de seleccionar algunos temas para subir al Blog como resumen de mi año. Sólo he logrado elegir unos pocos y ni siquiera sé si son los más significativos. Es tanta la música que me ha acompañado que realmente me puse una tarea difícil. Pero bueno, dejé algunos en la "maquinola" y tal vez me alcance al año para subir algunos más.

A la música le estoy especialmente agradecida porque ha sido mi más fiel compañera, desde siempre, pero muy, muy especialmente durante este año, donde me ha "contado" muchas cosas en diferentes idiomas y yo he tenido la paciencia y el tiempo de escuchar.
La palabra unida al ritmo y a la imágen...bueno...ya es un trago mucho más fuerte y este fin de año, a falta de etílico, yo brindo con todos los sonidos del mundo.

sábado, 26 de diciembre de 2009

Insomnio

Ando con el sueño cambiado. Bueno, mejor sería decir con el sueño "extraviado" y no sé a dónde ir a buscarlo. Anoche me quedé esperándolo hasta tarde, pensando que tal vez llegaría como solía ser su costumbre, silencioso y tranquilo; pero en cambio, apareció todo empapado...qué se yo de dónde vino... congelado y de un humor de perros. Y no dijo ni una palabra. Se tendió a mi lado y no quise preguntar.
Y así venimos. Ayer quizá por la tormenta, y el día anterior tal vez por la fiesta, y el otro porque soñé con amazonas que me tenían prisionera. La cosa es que no logro que mi sueño se quede conmigo cuando yo lo necesito y así no hay manera de reponer la letra.
En fin... que cuanto más profundo cavo, desentierro los mismos argumentos, pero los voy apilando en un estante, porque ya sé cómo es este juego: hay seguir juntado fichas, alguna vez se armará el dibujito. Mientras tanto, ya estoy despierta, ya pasó la fiesta, desaparecieron las amazonas y de día la lluvia es mucho menos densa... así que voy por otra apuesta.

jueves, 24 de diciembre de 2009

De Cuna


Lo que se hereda no se roba, dice el refrán...y así debe ser. De hecho, Ella siguió siendo una Reina, aún después de su noche de esplendor...

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Mi Ingenuidad


Y no se hizo esperar demasiado... aunque eligió una noche en que yo apenas iba a estar allí para ella... Siempre es así. Un@ nunca puede predecir cómo serán las cosas hasta que suceden. Sin embargo, es sabido que nadie escapa al embrujo de un perfume.

A penas llegué, apurada del trabajo, noté algo distinto... algo olía diferente en la casa y casi con incredulidad, casi deseando que que no fuese justo esta noche, salí al balcón y allí estaba ella; abriéndose, blanca impecable, sólo para mí. Y yo que me tenía que ir... y me fuí. Me fuí y volví y cuando volví y la ví, una vez más recordé que debía corregir: no importaba si yo estaba o no para ella: ella iba a estar para mí, el día que fuese.

Sus pétalos, tan frágiles, habían sufrido el embate de algunas gotas de lluvia, pero igual, seguían despidiendo ese aroma dulce y penetrante y yo, con la cámara en la mano, disparando desde todos los ángulos posibles, pensaba, entre foto y foto... qué ingenuidad la mía... ¿cómo pretendo encerrar en un cuadro semejante milagro?

Así que no es una disculpa, pero sepan que publico una foto, no porque sea "la mejor", sino porque no encontré manera de abarcar tanta belleza.

lunes, 21 de diciembre de 2009

La Reina de la Noche

Vamos finalizando la década, yo voy promediando la cena. La casa está casi dispuesta y hoy comienza el verano.
La culebrilla crónica que padecemos los que necesitamos sanarnos con tinta, a veces deja de escocer tanto y se torna algo liviano, como una caricia, como una ronda de pibes saltando entre risas. Y entonces da gusto escribir. Escribir con calor, con tranquilidad, con todo el tiempo del mundo. Escribir mientras se espera que abra la única flor que dará la Reina de la Noche que duerme en la maceta del balcón, sabiendo que se estará aquí para ella, porque será sólo una noche y su belleza y su perfume valdrán la pena.
La tinta no sirve sólo para curar dolores, sino que a veces deja también chorrear alegría. Y esa, no hay derecho tampoco a quedársela para un@ sol@.

Cuando llegue "la" noche...prometo que habrá fotografía.


sábado, 19 de diciembre de 2009

viernes, 18 de diciembre de 2009

Mate Amargo

Allá lejos, en la entrada, unos cóckteles de verano que prometían cenas encantadoras acompañando unos riquísmos appeteizers que fui inventando (y nunca mejor elegido el término). Bebidas de todo tipo, menos con alcohol. Esas hace tiempo han partido al exilio.
Después vinieron platos fuertes, en varias entradas. Hubo música y sonidos, imágenes y descanso para digerir y elaborar.

Por esta cocina mía pasaron muchos ingredientes este año. Trabajé en ella como en pocos lugares. Nada me detuvo. Ni la euforia más grande ni el dolor más profundo. Siempre estuve tratando de mantenerla cálida, limpia, abierta y alegre. Escribí sobre lo que me pasó, lo que pensé, lo que sentí y lo que deseé. Escribí sin cesar.

Ahora que llegó el tiempo de "los postres" se me presenta un problema, porque como bien saben los que me conocen, no me llevo nada bien con las cosas dulces, así que decidí saltearme esta parte y confiar en que habrá alguien que lo hará mejor que yo...después de todo... este año ha sido un banquete y ¿quién se siente bien despues de un banquete?. Sobre todo si se la pasó corriendo entre las ollas, viendo si todo estaba a punto, si los invitados estaban bien atendidos, si la música correspondía al momento adecuado, si los metamensajes encajaban en cada "bocadillo" tal como estaban diseñados en la cabeza del cheff...

No. Saben que?. No da para postres. Pero si quieren, ya podemos ir poniendo la pava. Yo necesito descansar un poco.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Parábolas

Me eduqué en una escuela de monjas. Por lo que a lo largo de mi infancia y mi adolescencia presencié muchas “Santas Misas”.

Una de las cosas que más recuerdo de aquel ritual, era el momento en el que el sacerdote nos leía una “parábola”. Yo siempre quedaba impresionada ante la interpretación de aquellas historias y después, como no podía ser de otra manera, ya que obraba en mi naturaleza,…pasaba horas reflexionando sobre todo tipo de cuestiones que después planteaba y a nadie le importaba responderme.

Años después, siendo ya agnóstica por completo, pero habiendo forjado un pensamiento y un discurso a veces complejos de expresar y también de asimilar, vuelvo a recordar esto como un símbolo del conocimiento de los profetas de aquella época que, traducido a la nuestra, sería en definitiva, el mismo: “quien tenga oídos para oír, que oiga”.

No es que yo le de demasiadas vueltas a las cosas, ni que sea “complicada”, ni es que no haya nada que me conforme, pero también debo admitir que en el mundo siempre habrá sordos, ciegos, mudos y que yo cargo con mis propias discapacidades.

martes, 15 de diciembre de 2009

Arquitectura Interna

Compleja y predecible. Verborrágica y hermética. Dulce y dura. Intolerante y paciente. Así de ambigua, así de fascinante y de repelente. Una completa aventura y una calma infinita. Una guerrera. Una pacifista.

Un ser contradictorio y amable, amante, amado, temido, respetado, maltratado, descuidado, abandonado. Crecido entre los cardos como un trébol de cuatro hojas que por algún ojo de buen cubero, sobrevivió a la muerte.

Una incansable luchadora. Una convencida de la fuerza de la persistencia, del valor de los errores, de la vanidad de los juicios, de la inutilidad de la prepotencia.

Pequeña, cada vez más pequeña frente a tanta grandeza, a tanta revelación. Perpleja, cada vez más perpleja en medio de tantas almas cada vez más solitarias, más esquivas, más huidizas. Despierta, alerta, solidaria y obsesa.

Siempre mirando más allá, donde otras miradas no ven, descifrando, traduciendo, tratando de recordar… tratando de no olvidar.

Sembrando semillas de letras para que crezcan poemas, canciones, recetas. Para que crezcan y se multipliquen y tengan su propia descendencia y se vuelva a poblar la tierra y no nos vuelva a pasar como este año, … que no tuvimos primavera.

Porque aunque suene a evangelizadora de ilusiones, sigo insistiendo: No hay otra tarea. Y más tarde o más temprano cada uno deberá hacer su parte.

Yo voy, palabra tras palabra, moldeando mi espíritu para poder soportar las embestidas de los que descreen, de los que dudan, de los que temen, de los que se rinden, de los que envidian y los que no entienden.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Datos útiles para sacar conclusiones inútiles

Nombre: La Musa

Signo: Cancer- Serpiente

Sexo: Fem.

Estado civil: Soltera

Edad: 44

Hijos: Sí

Adicciones: Cigarrillo

Profesión: Docente

Color preferido: Rojo Magenta

Fruta preferida: Kiwi

Comida preferida: la que se cocina con amor y se deja por la mitad…

sábado, 12 de diciembre de 2009

Este Año

Estático. Detenido. Cerrado, todo cerrado, guardado bajo láminas de sombras. A oscuras. En absoluto silencio. Pero en nada se percibe la calma, no. Por el contrario, una especie de ansiedad se va tornando insoportable, como una añoranza vieja, como una noche de calor agobiante.

Vueltas y vueltas, un intento tras otro y nada. La quietud que hace pensar en la muerte y otra vez el silencio, y el tiempo, el tiempo que se engulle los contornos cada vez más estrechos de la cama.

Entonces, resistiendo a la tentación del olvido, de la resignación y el fracaso, pego el salto y abro mi computadora. Desde la página en blanco se trepan por mis dedos los lirios y las carreteras, los sueños de cuando soñaba y los que tengo despierta, la cal, la arena, la complicidad del sonido de las teclas hermosamente armonioso y esta paz que me devuelve poner la palabra afuera.

Este ha sido un año realmente importante. Como siempre, pasaron cosas buenas y malas, pero yo estoy realmente conmovida por el alcance y la dimensión, la velocidad y la profundidad de los acontecimientos acaecidos.

Tengo la sensación de haber atravesado una especie de “Tunel del Tiempo” donde empecé el año reencontrándome con el amor de “mis” vidas, mientras iba y venía a otras épocas a arreglar asuntos pendientes con otras gentes… y los arreglé. Aprendí sobre mí, sobre el amor, sobre la libertad y sobre el respeto. Ví materializar sueños de fe, de esfuerzo y de amor también. Y tomé decisiones dolorosas a favor del Amor.

Lo mejor que me deja este año es que estuvo de punta a punta ocupado por el AMOR, más allá de sus formas, sus implicancias, sus trámites y sus estados.

No es un mal comienzo para ser la primera vez en mis 44.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Inaugurando Pasos



Siempre me ocurre que todo me remite a la música.
Esa vez, a penas conocí a aquella mujer con tanta fuerza, con tanta vida y tantas ganas, me vino esta canción a la boca y se la regalé. Hoy, que ella está haciendo realidad un sueño, brindo por su felicidad y su valentía.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Marcha 2009



Cuando tomé esta foto, hace muchos años, durante aquella marcha de la resistencia, no pensé que cuando la viera, una vez revelada (porque la saqué con mi pentax mecánica) nunca más la dejaría de mirar de vez en cuando para no olvidar que resistir no es odiar, que todo lo que termina, vuelve a comenzar, que el dolor más grande puede devenir en belleza y que de alguna u otra manera, la historia se ira repitiendo como en el lema:
PRESENTES!...AHORA...Y SIEMPRE!

lunes, 7 de diciembre de 2009

domingo, 6 de diciembre de 2009

Así No

Es que... de verdad... a veces me siento caminando sobre un hilo tan delgado... Y no es miedo a la locura, no. Ya he dicho mil veces que no está loco quien quiere, sino quien puede. Es esta especie de impotencia, mezclada con bronca, con asombro, con dolor.
Y no, no es verdad que yo también esté anestesiada. De ninguna manera. Es sólo que a veces me quedo tiesa ante tanta violencia, ante tanto odio, ante tanta vergüenza. Y no quiero ser una más. Me niego a participar de la puteada anónima, del maltrato al que me siento sometida, no quiero devolver la misma moneda.
Debe haber algo mejor que pueda hacerse. Y después de todo, si el imbécil de la parada piensa que el cartonero está mejor que él... pobre tipo! ¿qué se le puede decir que vaya a poder entender?

sábado, 5 de diciembre de 2009

Anestesia General


Como eternizados en un post operatorio, bajo los efectos de una anestesia potente, discurrimos por los días haciendo y diciendo sin detenernos a medir la implicancia ni el alcance de nuestras acciones y nuestros dichos.


Todo es culpa del "otro", lo único importante "soy yo" y lo demás... simplemente, no importa. Cuando no es motivo de ensañamiento o de crítica gratuita al sólo efecto de descargar las propias frustraciones.

Ayer, en la parada del colectivo, había un carro enorme de cartoneros que hacían su ritual de las ocho de la noche, abriendo las bolsas de basura y recolectando todo aquello que pudiera servirles para luego venderlo. (Noté que después de terminar con cada una, volvían a cerrarla prolijamente) y detrás mío, un señor, muy suelto, le comenta a su acompañante:- "estos sí que la hicieron bien... sabés cuanto levantan con eso?, como tres lucas por mes!... al final la pasan mejor que yo!"...

Y saben qué?... lo peor de todo es que yo no me dí vuelta a decirle nada. Yo también estoy bajo anestesia.

martes, 1 de diciembre de 2009

Introducción al Respeto


Antes que este tiempo se volviera así de loco hubo muchas primaveras y muchos inviernos con sus flores y sus heladas y a ningún chino se le había ocurrido ver qué pasaba si alteraba la densidad o cuaquier otra cualidad del cielo. Es más, alguno de sus ancestros debe haber sido quien nos instruyó sobre lo peligroso que resultaría hacerlo.

Antes de que la lengua castellana se llenara de vicios y desvirtudes y se vendiera por un par de coronas, la palabra significaba y simbolizaba. Y no daba igual expresarse bien que expresarse mal, porque la palabra es una vía de comunicación. Y la lengua castellana goza del tremendo privilegio de tener casi tantas palabras como sustantivos, verbos, adjetivos y todo lo que se pueda precisar para expresarse con claridad casi exactamente.

Antes de ser adultos fuimos niños y como tales, pasamos por ese maravilloso tiempo de "locura" donde todos los canales están abiertos y la percepción, la imaginación, la espontaneidad y la creatividad brotan como de un manatial inagotable con una fluidez y una frescura irrepetibles, pero que quedan registradas en alguna parte de la memoria de nuestros cuerpos.

Que nadie se deje llamar "loco" sólo porque tiene buena memoria.




lunes, 30 de noviembre de 2009

Viaje de Ida


Este fin de semana hice un viaje relámpago a Gualeguaychú. A un sitio precioso, verde y tranquilo, donde conocí personas cálidas, con sonrisas y tiempo para regalar y compartir.

La lluvia no faltó a la cita, como es su costumbre ultimamente, pero no logró empañar tampoco esta vez la alegría del encuentro.

Mi alma se alimentó del aire y la tierra que tanta falta le hacen aquí, en esta ciudad, y cuerpo se relajó en aguas termales y decansó plácidamente por la noche.

Quizá a penas un poco de tanta armonía resaltó, por oposición, y como suele suceder a menudo, todos mis deseos incumplidos, mis necesidades postergadas, mi desorden de prioridades.
No pude más que enfrentarme a la simple realidad de que a veces es uno el que elige hacer de su vida una pena o una alegría.

Fue un viaje de ida.


miércoles, 25 de noviembre de 2009

martes, 24 de noviembre de 2009

Un ratito Más

Comienzos y finales y otra vez comienzos.
Proyectos que parecen lejanos y que un buen día saltan del calendario.
Palabras que dibujan ideas que a su vez generan acciones. Acciones que aunan voluntades, criterios, realidades.
Soñamos que viajamos livianos, desplegando nuestras alas atravesando el viento y al despertar, las pantuflas al lado de la cama, nos devuelven a la tierra. Pero quizá en algún rincón del cuarto, si miramos con detenimiento, descubramos una pluma que nos confirme el vuelo.
Nada "Es" sino en nuestra capacidad de apasionarnos y creer: de creer en uno mismo y en el deseo sin perder la capacidad de asombro, la poesía, la creatividad, la espontaneidad, la sinceridad y las ganas de hacerlo bien.
Yo sigo creyendo. Yo sigo soñando. Por eso, cuando se hace tarde y creo que ya no voy a poder escribir nada, voy a la cocina, arreglo el mate y me quedo un ratito más.

lunes, 23 de noviembre de 2009

El día después


Y todo salió como debía.

Los Dioses se encargaron de lo suyo y detuvieron el llanto del cielo para dejar paso a las risas que ameritaban ser las reinas de la noche; una en cada boca de las protagonistas y montones en cadena de todos los que estábamos allí para festejar con ellas su alegría.

Todos los demás nos ocupamos de lo nuestro y... bailamos y nos divertimos y comimos, charlamos y bebimos y aquello fue como ellas lo habían soñado. Nadie faltó a la cita y como diría Girondo... "todo era amor". Una catarata de Amor.

Hace un rato recibí una mail de agradecimiento de parte de ellas. un mail donde nos cuentan cuánto y cómo sienten lo maravilloso que ha sido todo esto. Y yo aún no encuentro las palabras, sigo y sigo escribiendo sin lograr describir mi propia sensación de orgullo, de alegría, de felicidad, de agradecimiento, de paz.

Pero esta vez, lo que yo siento es lo de menos.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Catarata de Amor

Hace un tiempito, una amiga me dijo: "si hay amor, todos los obstáculos se superan" y yo le refuté esa frase con tantos y tan sólidos argumentos (cuando no) que terminó pensando que quizá, lo que ella sostenía no era tan así.

Hoy quiero hacer públicas mis disculpas y retractarme de aquel discurso categórico e injusto que largué parcial e infantilmente desde el centro de mi ombligo.
Como siempre, cuando tomo un poco de distancia y analizo el sentido de lo que digo, cuando la realidad cotidiana me vuelve a poner en situaciones de compromiso y esfuerzo que a su vez renuevan mi energía y me hacen sentir parte de un todo, vuelvo a experimentar esa hermosa sensación de estar abrazada, protegida, contenida por una invisible capa de Amor que me hace invencible, fuerte, feliz.

Hasta muy entrada la madrugada estuvimos con los preparativos de la fiesta. La instalación de la carpa, las luces, el sonido, la disposición de las mesas, la decoración. Gente extraña que iba y venía terminando de colocar caños y lonas. Gatitos encerrados en el cuarto para no asustarlos. Y cada uno de los conocidos esperando su turno para hacer lo suyo.
Todos trabajamos, nos ayudamos y fuimos salvando los "obstáculos", mientras masticábamos pizza casi de parados.

En aquella conversación con mi amiga hablábamos específicamente del amor de pareja, pero, en definitiva... no es el Amor, siempre Amor?. No es la confianza, la fe, la sensación de seguridad, la posibilidad de cometer errorres y solucionarlos, no es sino sentirse y ser "con"?

Amor. Mucho Amor.
Allí, anoche, Nadie era decorador. Nadie era sonidista. Nadie era iluminador. Todos las amamos. Y todo quedó precioso. Todo está listo para la fiesta de esta noche.


Y qué podrá hacer un poco de lluvia contra semejante catarata de Amor?

jueves, 19 de noviembre de 2009

Ritos Legales

Como nunca, hace días que no encuentro palabras. Es verdad que tampoco encuentro tiempo para buscarlas, pero ellas tampoco vienen a mí: estamos desencontradas. Pero hoy necesito dejar escrito que esta mañana, en el barrio de Villa Devoto no llovió. Que sólo hubo manojos de arroz y pétalos de rosas, montones de abrazos y de aplausos. Familiares y muchos amigos festejando el compromiso renovado, la unión civil de dos mujeres que se aman desde hace 14 años.

Una de ellas es mi hermana. Un ser al que amo casi como a mí misma. Una persona íntegra, brillante y amorosa. Alguien por quien daría mi vida sin dudarlo.
La otra es alguien a quien conozco desde antes de que ellas mismas se conocieran, alguien a quien ví crecer, construirse a sí misma, y por la que, además de quererla muchísimo, siento un profundo respeto y una gran admiración.

Y podría parecer que poco cambia el hecho de pasar por el CGP y más siendo aún en estas instancias, donde seguimos esperando por la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, pero sin embargo hoy, cuando observaba a las madres de las protagonistas, me dí cuenta de que finalmente,(y como siempre), lo más importante son los rituales, porque nos vuelven a unir, nos renuevan la fe, la energía y el amor. Aunque después no tengamos demasiadas palabras para poder expresar la transformación que experimentamos al atravesarlos.
Pero... ¿a quién le importan las palabras cuando todo es amor?

sábado, 14 de noviembre de 2009

Ancestros

En alguna parte, detrás de nuestras máscaras, subsiste el gen primitivo y primigenio que manda en nuestras almas.
Aunque no lo sepamos, aunque convengamos tácitamente en que es cómodo, higiénico, práctico y civilizado llevar nuestras vidas organizadamente adaptadas a los diferentes ritmos que hoy nos impone el afuera, todos llevamos tallados a mano alzada los surcos de nuestros ancestros. Y todos, indefectiblemente, tarde o temprano, nos volvemos ellos. Por eso está bien buscarse, por eso está mal venderse, por eso es que nos cuesta tanto reconocernos.
Lejos estoy de tener elementos y conocimiento como para hacer un análisis antropológico y tampoco es mi intención hacerlo. Ya he dicho más de una vez que todo lo que escribo es desde mi sentimiento, pero soy una pensadora nata. A veces la observación de las conductas humanas (incluída la mía propia), me lleva a ahondar casi instintivamente sobre cuestiones que a pesar de estar tan arraigadas, como es el caso de nuestros orígenes, los que indudablemente marcan para siempre muchas de nuestras conductas, en general no se toman en cuenta a la hora de los análisis cotidianos. Como si la cosa terminase en nuestra educación, como si la cosa fuese solamente producto de una hipotética familia disfuncional. Como si pudiesemos cargárselo todo a una madre dominante y a un padre ausente.
Es probable que la mayoría de nosostros sólo tengamos el registro de las caracrerísticas físicas de las distintas etnias de las que procedemos . Pero...cuánto sabemos de sus características espirituales, psicológicas ?. Cuánto sabemos de lo que de ellas hemos heredado?. Cuánto de ellas aún rigen nuestras pasiones, nuestros impulsos, nuestros valores, nuestras maneras de ver las cosas?.
En fin, lo que me trajo hasta aquí, fue la simple y recurrente necesidad que compartimos todos cada día: comunicarnos, entendernos un poco más y mejor. Y creí que estaría bueno pensar en que si hacemos un viajecito al pueblo del que amamos... quizá recordemos que aunque el sol haya sido adorado a traves de los siglos por diferentes culturas, con difernentes nombres y de muchas maneras, sigue siendo el mismo que ha iluminado, ilumina e iluminará a todos por igual, pero en el camino seguramente, veremos otros colores.
Y siempre vale la pena.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Mi Foto


Soy muy vueltera para algunas cosas. Y eso deviene en consecuencias a veces bastante más complejas de lo que en principio hubiese sido ir directo al punto, pero a veces, sin ir tan a lo profundo, simplemente puedo perderme de cosas que están al alcance de mi mano por dudar más de lo debido. Por temor a invadir. Y la fotografía tiene mucho que ver con eso. Pero hay imágenes que seducen tanto que una las persigue hasta que, si tiene suerte, ellas se dejan atrapar en toda su belleza.
Algo así me sucedió con esta foto. Hubo sólo un momento en que hubiese podido tomarla y no dudé.
Al día siguiente, cuando volví a la playa, había una cuadrilla de hombres trabajando, desmontando la desvencijada estructura de palos. A estas alturas, ya no quedaría ningún registro de lo que yo ví si no hubiese vencido mis temores.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Tu Foto



Y volví a quel lugar un día nublado, sin saber muy bien si el recuerdo que guardaba se parecería en algo a lo que encontraría, sin estar demasiado segura de encontrarlo. Pero no hube de caminar demasiado para despejar mis dudas. Al poco rato de caminata, allí estaba, algo más grande de lo que pensaba, bastante más simple, rústica y sin herrajes. Pero otra vez sentí lo mismo que me hizo detenerme frente a ella la primera vez: la ví inexplicablemente bella. Se me antojó el portón de una fortaleza. Y de pronto, nuevamente me vino a la cabeza el libro que estaba leyendo sobre la escritura...

La autora decía en un momento que, cuando uno escribe, llega una instancia en que los eventos reales se empiezan a fundir con los que uno está elaborando para su novela, así que supongo que mi imaginario se disparó hacia el embudo donde todo confluye.

Mi mirada sobre el objeto cobró nuevas dimensiones al haber transcurrido tanto tiempo entre la primera vez que lo ví, cuando mi motivación era casi un impulso emocional, un deseo a tientas y este momento en que la motivación tiene Nombre y Apellido. Y la historia va cobrando otro sentido: un sentido real.

martes, 3 de noviembre de 2009

Más de lo mismo

Mi Mirada

Ví el fuego y las hojas. Ví la madera raída y seca, ví la arena desde el mismo suelo. Y ví el sol bajando sobre los pinos, ví caminos desolados, interminablemente largos y ví el cielo recién baldeado de estrellas y la luna inmensa y ví el mar... el mar que me miró como a una extraña, porque nunca nos gustamos demasiado, ví y sentí mi vida en el viento. Y no me sentí pequeña porque me ví en cada cosa que mis ojos miraban... incluso en el mar.

lunes, 2 de noviembre de 2009

La Convivencia

No me gusta encolumnarme detrás de nada, no tengo ídolos, no me fanatizo, aunque a veces me entusiasme demasiado con algunas cosas.
Puedo ser muy perseverante si tengo claro que me vale la pena y dejar de serlo en el mismo instante en el que algo dejó de interesarme.
En estas vacaciones leí un libro sobre la escritura, donde la autora describe muchas de las sensaciones que experimento cuando me siento aquí, cuando no encuentro como transcribir mis emociones, cuando todo me parece trillado, cuando siento que es un fiasco lo que escribo. Y ella dice algo simple, algo elemental, algo que también se ha dicho de muchas otras maneras muchas veces:
Todos escribimos sobre lo que otros han escrito antes. Y eso me recuerda algo que siempre me dice mi "techista" (mi terapeuta) : la certeza no existe. Hay que aprender a convivir con la incertidumbre, hay que perderle el miedo y tornarla en esperanza. Y eso, creo yo, sólo lo da el ejercicio, así que seguiremos afinando el lápiz y punzando el corazón.

viernes, 23 de octubre de 2009

Bosque Adentro

Me voy. Por un ratito. Me voy a descansar al mismo bosque y al parecer, bajo la misma lluvia, pero esta vez no me importa.

Tampoco me atrevo a decir en voz alta que hubiese preferido que las cosas fuesen diferentes, porque con toda seguridad, y más alla de mi falta de comprensión, ésta es la manera en que deben ser para mi felicidad. Y estoy siendo feliz. Así que sería muy desagradecido de mi parte no disfrutar del devenir de la vida.

Voy a buscar la foto de esa puerta que me quedó velada cuando se me rompió el rollo allá por Febrero. Y por las noches cuando me duerma, voy soñar con lo que tengo y lo que me espera. Y cuando esté despierta voy a extrañar con alegría y a valorar la distancia y a no sentirme vacía.

Voy a escribir en papel, a juntar ramitas, a encender el fuego y a masticar lento. Me voy un ratito al bosque, me voy un rato a caminar por dentro.

martes, 20 de octubre de 2009

El poder de los Objetos


Caminaban en fila india unos detrás de otros , sumidos en un profundo silencio, siguiendo la marca de la huella del que iba delante para no pisar en falso sobre la angosta y ríspida ladera que trepaba la montaña.

Cada uno llevaba consigo algún objeto preciado que había elegido de entre sus pertenencias como una especie de amuleto para acompañarlos en aquel viaje que había comenzado hacía ya algún tiempo pero que no sabían bien cuánto iría a durar.

Caminaron y subieron paso a paso, huella sobre huella, tendiéndose las manos, durmiendo bajo las estrellas y esperando el amanecer para enrollar sus mantas y seguir caminando. todo en completo silencio; sólo oyendo el canto del viento y de los pájaros, del follaje entre los cuerpos y el crepitar de los fuegos. Todo mientras se iban elevando.

Una mañana, al giro de un trecho, se abrió un claro desde donde por primera vez podía apreciarse con cierta claridad lo que habían dejado atrás, debajo, alrededor de ellos. Todos quedaron perplejos ante la magnitud de semejante silencio. Entonces uno se arrodilló en el suelo y con sus manos comenzó a cavar un hoyo donde depositó su amuleto. Los demás obserbaban mientras iban lentamente buscando entre sus cosas sus propios objetos, los cuales fueron depositando uno a uno al lado del primero. Luego, entre todos, cubrieron el agujero y se quedaron un rato allí de pie, sonriendo.

Después, aún sin mediar palabra, emprendieron el viaje de regreso.

lunes, 19 de octubre de 2009

La letra chica


Hay cosas que definitivamente me hacen sentir desesperadamente inútil. Que atentan contra mi paciencia y mi autoestima. Por ejemplo la cantidad de inscripciones que, a diario encuentro frente a mi vista y que cada vez estoy más lejos de poder decifrar. Y aunque le adjudicáramos una parte del problema a mi atismatismo combinado con una dosis perfecta de miopía, esto no debiera representar un problema, ya que uso obedientemente mis lentes recetados. No. La cosa va mucho más allá. La cosa es que al tipo que se le ocurrió diseñar, por ejemplo, la factura del teléfono le importa tres pitos que alguien tenga que cargar en una PC, durante todo el día, los numeritos de cuit casi invisibles que aparecen en ellas. Eso para no hablar de las inscripciones e indicaciones que traen los envases de alimentos y condimentos varios, en letritas diminutas sobre fondos de colores oscuros y brillantes.

Podría enumerar muchas otras cosas que se me ocurren, pero en verdad, me pregunto si es que yo cada vez veo menos claro o si cada vez me quieren confundir más...

viernes, 16 de octubre de 2009

Receta Líquida

Tomar un puñado de versos viejos y ponerlos en agua junto con unas gotitas de jengibre recién rallado. Luego agregarle el tamíz de las lágrimas del invierno después de haberlas maserado bien tapadas en frasco de vidrio- revolver lentamente con cuchara de madera hasta que rompa el hervor. Dejar reducir a fuego moderado de manera que la mezcla comience a ligar sus humores. Cuando comience a tomar ese color característico de la pag 43 del libro de Whitman, apagar el fuego, tapar y dejar reposar toda la noche al sereno.

Estas aguas perfumadas que desde luego pueden derramarse a besos de madera y limón, (aunque algo picantes), tienen el poder de borrar las marcas, cerrar heridas y, como han bebido de las estrellas y reposado en la tierra; pueden también reunir lo que esté lejano, perdido ó extraviado.

También pueden utilizarse en diversos menesteres tales como regar plantas, las que parirán toda clase de flores exóticas y de tamaños inusitados (se recomienda ser cautos en este punto), limpiar la casa de malas energías, usándola para rociarla en los rincones o simplemente para sumergirse en ella durante un largo baño de inmersión del cual se saldrá completamente dispuesto a ir a por todo lo que escueza en el alma.

lunes, 12 de octubre de 2009

Alberto, mi querido Alberto


Yo para verlo pausé cada placa porque pasan bastante rápido y... es sabido que a veces la velocidad hace que se pierda el foco. No se lo pierdan.

viernes, 9 de octubre de 2009

Modificador Directo

A veces, para que el cuerpo se recupere, es necesario reveer un poco lo que hay en la alacena, en la heladera y hasta deshacerse de algunos condimentos y aderezos que estamos acostumbrados a consumir desde siempre, aunque sepamos que muchos de ellos nos hacen daño. El cuerpo es tan generoso que procesa lo mejor que puede todo lo que le metemos y cuando nos pega el grito es porque hace rato viene sufriendo. Y siempre nos avisa: siempre. Y si le damos lo que pide, si nos tomamos el tiempo, el trabajo, el esfuerzo, acabamos por darnos cuenta de que nos estábamos perdiendo lo mismo que pretendemos: sentirnos bien.
Lo mismo pasa con el alma. A veces, para que el alma se recupere, es necesario reveer un poco el pensamiento, el discurso que nos distancia de nuestros verdaderos sentimientos, y usar el pecho como un cuenco donde ligar el verbo con la sustancia, el deseo con el modificador directo. Y dejarnos modificar...desde adentro.
Claro que es más fácil ( y con eso muchos se quedan más que contentos) hacer dieta un par de días que replantearse cuán feliz se quiere ser en la vida.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Giros del Lenguaje


Escarbo en el teclado sin detenerme a pensar. Me sumerjo en la terapia intensiva de la música y nado, nado, nado hacia la siguiente palabra que otra vez me salva la vida.

Repito este ritual una y otra y otra vez para no exorcizar, para no olvidar, para no esconder me.

Busco y rebusco en el fondo las palabras que no están vacías, las que más me duelen, las menos queridas, las que no son bellas ni definitivas.

Es mucho el trabajo cuando el discurso implacable ha sido la única arma durante años, pero ya no tiene caso pretender ser una heroína, la impenetrable coraza ha sido vencida por el mejor de los oponentes y enhorabuena.

Todo el diccionario se revela contra mi inteligencia, se me ríe en la cara y yo, por puro reflejo, sigo acudiendo a él cuando no comprendo y en cambio, me sigue sorprendiendo y van apareciendo otras, unas que ahora sé que no entendía; unas pequeñas, que pasan casi desapercibidas, que no son grandilocuentes, ni temibles, ni agresivas.

Y van emergiendo así de a poco, suavemente consistentes, humildemente claras, verdaderamente amorosas.

Y mientras yo nado, ellas vienen conmigo como un cardúmen de colores tan indescriptible...que me falta tanto para poder contarlo...

domingo, 4 de octubre de 2009

sábado, 3 de octubre de 2009

Mañana Negra

Es la mañana del sábado 3 de Octubre. Una mañana inapropiadamente bella para tanta tristeza, o quizá no, quizá mi torpe naturaleza una vez más no me deje apreciar el regalo que me ofrece la tierra para acompasar las horas, para hacerme a la idea.

Este ha sido un año de mucho aprendizaje, pero el embudo se va cerrando de una manera tan abrupta que me asombra encontrar aún algunas letras. Y ahora se me va mi Negra, se me va mi otra Maestra, mi otra compañera...

Ella no lo sabía, pero yo sentía con ella. Yo aprendí a tener fuerza, a cantar desde el alma, a volver desde arriba, a entender el: ¡"adentro"!. Ella no era mi ejemplo, era mi voz en el tiempo... y me podía estimular.

Hoy estoy muy triste, algo se muere en mí

Mi Negra querida...

viernes, 2 de octubre de 2009

Sobremesa

He vuelto a cocinar para mí. Esta noche dediqué mis manos y mi atención a las cucharas y las hornallas y me he devuelto el gusto, porque para mí siempre es un placer meter las manos en la masa. Pero ultimamente, a la hora de comer, algo sabe distinto, no sé si es que como más apurada o si ya perdió la gracia. Antes lo disfrutaba. O al menos eso creía hasta que me dí cuenta de que solo me conformaba porque estaba sola y me mimaba. Eso hacemos l@s que vivimos sol@s y tratamos de "querernos" un poco. Pero después vino un tiempo en el que mi cocina se pobló de dos y en mi casa se comía en el cuarto, en el living, en el balcón, a todas horas, de todo un poco, se cocinaba a cuatro manos y se comía de boca a boca. Ese tiempo también pasó, pero como nunca nada vuelve a quedar en el mismo sitio, ya no puedo conformarme con mimarme un poco.
Mientras escribo estas líneas pienso... Ahora sé cuánto valoro la comida y qué poco me gusta comer sola.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Inevitablemente




Esto del amor es como ir a la escuela. Uno tiene que pasar por allí, aunque no quiera. Y se aprende. Vaya si se aprende! Aunque falte la maestra, aunque se acaben los recreos, aunque todo parezca una masa de información a veces inútil, a veces incomprensible, a veces excesiva. Aunque uno se sienta a veces expuesto, humillado, inexistente. Aunque uno deba asumir que no es tan bueno como cree.

Esto del amor es empezar todo de nuevo, aprender no tanto sobre el otro, sino sobre qué ha estado haciendo uno antes del amor. sobre quién ha sido uno antes y en qué se ha ido convirtiendo.

Nadie debería dejar de ir a la escuela y como bien dijo el maestro... "Nadie puede y nadie debe vivir sin amor"

Y como siempre, con esta misteriosa manera que tiene la vida de ser nuestra gran directora de escuela, si se logra mantener la fe suficiente como para confiar en ese sentimiento, más allá de las notas logradas en el tránsito de su experimentación, tarde o temprano nos encontraremos en la fiesta de egresados.

martes, 29 de septiembre de 2009

Cuidado con las Palabras

No sé bien qué sentir... la verdad...me quedé perpleja.

Creo que cuando suceden grandes transformaciones, no se "comunican" por medio de una sencilla poesía, ni su autor se mantiene en el anonimato. Mucho menos, si esa transformación involucra directamente a la destinataria de dicha poesía. Eso es, al menos, de dudosa intención (por no utilizar otros términos menos felices que me vienen a la cabeza).

Y yo, que soy tan temperamental, que ando siempre diciendo lo que la gente quiere y no quiere, quiere y no puede, puede y no le importa escuchar, vengo a leer algo que no se cómo tomar, porque no sé jugar así, porque yo voy por lo que quiero, porque yo firmo lo que digo, lo sostengo, y le pongo el cuerpo. Y si me retiro es porque creo que se acabó el juego. O porque sencillamente: perdí.

Así que sólo quiero escribir sobre lo que pensé en ese momento: me pregunté porqué para alguien resultaría tan fácil elegir las palabras exactas para significar un sentimiento, un deseo y hasta una "propuesta" en tan sólo un par de renglones, y con total claridad cuando se es absolutamente incapaz de luchar por ello, dar la cara, de respaldarlo. Y casi al instante me respondi: claro... por eso mismo.

No. Las grandes transformaciones no se demuestran, ni se sostienen con una poesía... hay que hacerlo con cuerpo y alma, si no... no hay cambio creíble.

(Qué paradoja... tanta poesía y me terminé poniendo pragmática. Dicen que uno cosecha lo que siembra...)

jueves, 24 de septiembre de 2009

Duda

Y otra vez la mañana, y los pequeños seres nos vamos con dos o tres pensamientos tranquilizadores y un poco de sol en la frente a lidiar con nuestras tareas cotidianas.
Creemos que hemos entendido algo, que podemos manejarlo, que por esta vez zafamos. Y volvemos a dejar para más tarde aquello a lo que no nos animamos.
Zafamos? o nos lo estamos perdiendo?. Que se yo!

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Los Días


Pasan los días como flechas, como tormentas de verano, pasan y se sienten como si hubieran pasado años. Aunque se sepa que aún es Septiembre, aunque la memoria aún retenga un número tachado.
Hay días que parecen una muñeca de trapo y otros una escuela y otros sólo un papel en blanco. Pero pasan. Siguen pasando como pasan las pasiones, los intentos, los fracasos.
Los días pasan y dejan una brecha a su paso; una por donde el dolor va drenando.


Para entrar en Calor

lunes, 21 de septiembre de 2009

ROMA

El sábado asistí al cumpleaños de una amiga, donde conocí la flamante casa que, junto a su pareja fueron levantando a fuerza de amor y mucho, mucho trabajo, ladrillo sobre ladrillo. Es un espacio hermoso y cálido, habitado además por otros seres tan vivos como ellas (no me gusta llamarlos "mascotas"). Un espacio con música y señales de generosidad esparcida por sus rincones.

Esa noche conocí también a otras parejas con las que compartimos la charla, la exquisita comida casera, el mate de la madrugada y el mini recital que ofreció nuestro trio más querido.
Y hasta tuve oportunidad de mantener una pequeña charla con otra amiga más cercana sobre el eterno tema de nuestras miradas. De cuán lejos se encuentra Roma, de lo inevitable que es volver en algún momento y de los medios de transporte que pueden conducir a ella.

Y descubrí, no sin reírme como loca (porque ya no me sorprendo de mis revelaciones), que lo mío es en camión. ¡¿Se imaginan un viaje en camión de Bs As a Roma?! (sí, un apostolado).

La cosa es que en algún momento, me traicionó el inconsciente y dije:- claro..."todos los camiones conducen a Roma" y (oh!...bendito Freud!)...casualmente, me crié en una familia de camioneros!.

Y saben por qué hablábamos de "Roma"?. Porque es así como la psicóloga de mi amiga denomina a su madre. Porque, según ella, (y ahora lo voy a escribir correctamente): "Todos los caminos conducen a Roma".
Me habré sentido identificada?
Por hoy dejamos acá. Seguimos la próxima.

Primavera


No soy muy afecta a las fechas, pero asumo que son una convención y a veces también una excelente excusa para unos mimos adicionales, así que hoy les dejo esta foto, que tomé hace unos días en mi balcón y que hace honor a la fecha.
Que la disfruten!

viernes, 18 de septiembre de 2009

Ensalada

Escribo la clave, tengo algo parecido a un argumento y me meto con las manos heladas entre los trastos renegridos de mi teclado a ver si logro preparar una ensalda.

Suena Ketama, llueve igual que esta mañana cuando posteé que nada me importaba y no es que ahora me importe, es sólo que el día se acaba.

Las noches traen siempre la trampa del recuerdo, una ráfaga de ese aliento que me dejó tiesa. Pero ya no me escondo a llorar en mis rincones, lloro al aire libre, a palabra pelada, escuchando las mismas canciones y sin que me importe nada y así hasta que se acabe el llanto y el recuerdo se seque.
Así, como debe ser cuando una se hace cargo de que no puede ser.

Claro que si no lloviese... claro que si fuese de día... claro que si fuese... (pero,...la pucha!...otra vez me pasé con el limón!)

Ya No

No me aguanto las ganas de bailar esta canción que suena en mis auriculares y me hace bullir la sangre..., pero en el bondi no queda bien que una mujer bien compuesta de golpe se ponga a saltar en medio del pasillo. Mientras tanto, pienso en tantas emociones encontradas, me miro las uñas prolijas, recién arregladas, huelo mi perfume intenso, recorro las últimas palabras y asumo que por fin llegó el tiempo del "no me importa nada".
Ya no me importa explicarlo todo, ni me importa desdecirme de haber dicho tantas pavadas. No me importa si es creíble, si es agradable, si es comprensible.
Ya no me importa ir en contra, ni adelantarme en el camino. No me importa otra cosa que esta mañana horrorosa; el aquí y el ahora.
Y ya no más excusarme, ni hacerle creer a nadie que soy una musa inspiradora. La verdad... ya no me importa.
Sólo me importa rescatar de mi fondo este tesoro, el último bastión de mi epopeya y sacar a bailar a la más bella para que el cuento acabe como en mi canción.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Visión

El día que te quiera me querrás como es debido, no habrá que engalanar nada ni habrá que dar nada por perdido, porque no habrá batalla, porque no habrá descuido; porque habrá mas nueces que ruido.

El día que te quiera tendremos que dormir juntas porque si no, sufriremos las dos de desatino, porque me querrás tanto que sin mí tampoco podrás tú articular el ritmo.

Vendrás desde el desierto con flores como cántaros de agua dulce, después de haber atravesado tus tormentas y yo habré sorteado el último espejismo. Me quitaré las metáforas, me desnudaré de eufemismos; sabré que los cuarenta días han acabado, me entregaré en cuerpo y alma y te querré, te querré como es debido.

Punto y Coma

Casi nunca las cosas son como parecen y nunca lograríamos, por buenos que fueran los telares, ordenar algunas madejas si no fuese por otras manos que desde afuera desenlazan ciertos hilos que somos incapaces de animarnos siquiera a tocar.

De pronto una gama de colores desprolijamente derramados a mis pies, mis dos manos aún con vida y un bosquejo en mi cabeza. Algo así como una trama, como un relieve; como una revelión.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Refugio

Primavera. Bendita primavera!
Una explosión de flores, de esperanza, de colores. Otra vuelta de calesita para los locos y los soñadores, para los que aún no encajamos en la contundencia de los ataúdes, en los conjuros del destino.

Esta vez no haré de cuenta que aquí no ha pasado nada, sólo me secaré las lágrimas y simplemente volveré a montar el caballito blanco. No sé si sacaré la sortija, pero mientras siga galopando me acercaré al verano y allí, por fin, estaré a salvo.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Solo tal vez

Ojalá pudiera improvisar una defensa propia tal como improviso una comida: con solo echar una ojeada adentro de la heladera.
Ojalá pudiera dejar de sentir que necesito preparar una defensa.
Ojalá pudiera dejar de sentir que el mundo se me viene encima cada vez que me quedo sin palabras.
Ojalá sintiera que puedo quedarme sin palabras.
Ojalá pudiera dejar de temer a quedarme sin palabras.
O también podría desear saber de una vez por todas lo que subyace debajo de lo que digo y tal vez, solo tal vez;
decirlo.

martes, 8 de septiembre de 2009

La Plaza Encantada

Había una plaza que me encantaba, una que tenía un secreto.
Ese lugar lograba convertir los deseos en momentos concretos. Cada vez que la visitaba en ella pasaban cosas extraordinarias: yo veía cómo las personas se transformaban y se volvían más simples y se veían más claras y estaban más cerca y no parecían extrañas. Algunas veces cantaban, otras jugaban, se besaban. Y uno podía tocarlas y decirles y mirarlas y ellas parecían felices y cómodamente instaladas, como si no quiseran nunca irse de tanta calma.
Era un lugar con pan casero, con manos entrelazadas, con miradas radiantes, todo enredado de magia, con senderos serpenteados por donde la gente paseaba mientras tomaba mate y admiraba el arte.
Fue un lugar maravilloso para mí.
Yo también me transformé allí.
Yo allí amé.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Cuarto Oscuro

Extraño lugar el que me propone mi otro Blog, el primogénito, justo en este momento: como una especie de salto en el tiempo, como una mirada más descarnada de mí misma. Como un encuentro con mi parte oscura, como una especie de lugar que me incita a encerrarme a escribir sinsentidos dolorosos o crueles, cosas de otros, otras cosas que no huelen tan bien como cuando cocino.
De pronto el teclado se torna un arma de doble filo. Una tensa cuerda por la que camino tratando de mantenerme erguida, pero sabiendo que a los lados hay dos abismos.
Y no me caigo: Elijo.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Motivación

La película se llamaba "La Eternidad y un día" y la terminé de ver hoy. Bella y triste, digna de ser vista un domingo a la tarde; y sobre todo con ese nombre.

Después de hacer la catarsis correspondiente y haber llorado como una yegua por cada frase que me pareció pertinente (casi todas, obvio), salté de la cama y me puse en acción.

En mi cabeza quedó rodando la imágen que recorté para que funcionara de motor: El protagonista le pregunta su madre, en su lecho de muerte:"¿ porque vivimos divididos entre el dolor y el deseo?, ¿porqué no aprendemos a disfrutar?

viernes, 4 de septiembre de 2009

Planes

Se acabó la semana laboral. Las obligaciones fueron cumplidas, los trámites realizados y a pesar de tanta lluvia, la casa se mantuvo limpia y ordenada.
Anoche lavé todos los frascos para preparar mis conservas de verano y más tarde, mientras cenaba en la cama, comencé a ver una película griega que me recomendaron, pero que aún no entiendo demasiado, mientras mis gatos se disputaban el mejor lugar sobre mi regazo. Como no hizo falta regar plantas, todos nos quedamos acurrucados y nos dormimos temprano.
Hoy me esperan el mate, un sahumerio y el nuevo disco "Y." de Bebe, que me compré hace días y aún no tuve tiempo de escuchar detenidamente: esta noche no hay apuro. Ponerme algo cómodo y disfrutar de cocinar algo rico para hacerme un mimo. Después, tal vez, el resto de la peli con mis peluditos otra vez acurrucados.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Hijas Pródigas

En el año 2005, animada por una amiga, hice el intento de empezar a escribir un blog, pero en ese momento, mis patitos andaban demasiado dispersos por la laguna, con lo cual, al poco tiempo, abandoné.
La cuestión es que cuando decidí finalmente tomármelo en serio y quise recuperar aquel espacio, Google no me reconocía la contraseña, así que tuve que dar por perdido aquel pequeño trabajo y abrir una cuenta nueva, que es ésta, la que ya conocen. Pero, por esas cosas que tiene la vida, ("causalidades", me gusta llamarlas a mí), esta mañana, al prender la máquina y querer entrar como siempre lo hago al milhojas, Google, generosamente, (arbitrariamente), me ofreció recuperar aquel viejo espacio, introduciendo mi antigua contraseña (en esos casos agradezco ser tan conservadora en algunas cosillas: tengo dos contraseñas para tooooodo) y así fue que... ¡voila! esta vez sí la aceptó y de golpe apareció en mi pantalla: "Palabras", que había sido mi primer Blog. Y entonces pense:... chan!!! Y ahora???....jajajajaja! Volvieron las hijas pródigas!. No es cuestión de dejarlas tiradas por ahí... hay que hacerles un lugar en la casa. Cocina ya tenemos acá pero bueno,... como es muy reciente, por ahora solo les arregle y les hice un lugarcito en el living , porque ya están creciditas.Y después... ya iremos escribiendo. Si quieren, pueden pasar a leerlas. Además, ya tienen segundo nombre: www.palabrasprodigas.blogspot.com

miércoles, 2 de septiembre de 2009

El vaso medio lleno

Lo malo de no extrañar es darse cuenta de que no se tenía, pero tampoco nos vamos a andar quejando por todo.
La parte buena es que el cielo llora pero yo no.

martes, 1 de septiembre de 2009

Empresas

Por lo general, todas las tardes, mas o menos a esta hora, me siento a escribir y siempre algo aparece. Pero en estos días, la bipolaridad del tiempo y el fracaso en una cuestión laboral han influido marcadamente en mis escritos.

El caso es que hice algo que creí que sería incapaz de hacer y por suerte para mí, creo que esta vez salí beneficiada: aposté todo lo que tenía a mis convicciones. Tomé coraje y me enfrenté a la "jefa del equipo de trabajo". Una buena mina, pero jefa al fin.

Así fue que me desvinculé de la empresa que me daba demasiadas pérdidas y pocos beneficios, que me presionaba y que casi sin darme cuenta me había llevado a sentirme impotente, ineficaz e infeliz.

Me hubiera gustado proyectarme en conjunto, formar parte de esa GRAN EMPRESA. Yo tengo muchísimo y variado material para aportar. Pero vieron como son algunas "grandes empresas", nunca están satisfechas con nada, siempre lo quieren todo para sí y un@ nunca jamás llegará a ser "soci@" por más esfuerzos que haga.


Pero bueno, soy una artesana: siempre encuentro recursos para sobrevivir, lo mío está en el alma, así que ahora me dedico a pintar banquitos de madera y los colores los elijo yo mientras escucho y canto la música que más me gusta, el corazón se repone y empiezo a sentir que me estoy dando el lugar que me merezco.

Ya se me ocurrirá algún nuevo emprendimiento...

lunes, 31 de agosto de 2009

Karma

Yo no lo sabía, pero había traído conmigo, desde siempre, el don de la palabra.
Desde muy pequeña comencé a escuchar con atención.
Me parecía un misterio que el mismo sonido, la misma palabra, hasta el mismo ruido puestos en situaciones , en bocas, en lugares, en tiempos y en circunstancias diferentes, se tornaran completamente distintos a mis oídos. Desde entonces, toda mi vida he tratado de comprender, de comprendernos, de comprenderme.
De más está decir que no alcanzó sólo con el oído. Ni siquiera con todo el resto de los sentidos. Pero mi oído y mi lengua fueron a la delantera. Y claro que sigue sin alcanzar. No alcanza con haber forjado un lenguaje emocional inteligente. Claro que no alcanza con poder entender lo que le pasa a la otra gente. Ni con haber viajado al infierno para que nadie me lo cuente. Y ser paciente. Y volverse cada día un poco más sabio, más piadoso, más callado, y volver a elegir quedarse solo y quieto.
A veces comprender es una tarea muy ingrata y más ingrata se torna a medida que uno se da cuenta de que aunque parezca trillado, aún no ha comprendido nada.
Pero yo no cambio mi don, a mí no me entierran bajo el suelo: a mí me dejan sonar con el agua.

domingo, 30 de agosto de 2009

El espejo

Siempre hablo de los espejos, de mirarse, de reconocerse y de ir en busca del deseo.
Siempre escribo sobre el placer de despojarse de los miedos y atreverse a ir un paso más allá de lo seguro y lo conocido.

Y hablo del sabor exquisito que tienen las palabras de amor. Del aroma penetrante que despiden las buenas intenciones y de lo tanto que me gusta el calor.
Hablo y escribo como si rezara para que todo en lo que creo se haga realidad. Y a veces sucede que algunas cosas se hacen realidad. O casi.

Sucedió que encontré un espejo donde me ví reflejada por un instante y allí fui en busca de mi deseo, como loca desenfrenada. Y olía a comida y a sexo y a un aliento encantador.

Muerta de miedo seguí adelante, segura de alcanzarlo y me adentré en lo desconocido y algo en mí se abrió para dejar salir palabras nuevas que comenzaron a brotar de mi boca como por encanto. Nunca me había visto tan bella, tan buena...

También ví mis tinieblas, mis miserias, mi temor al abanadono, a la violencia...
Pero los espejos, como la vida, tienen muchas facetas: por un momento parecíó que lo tenía todo entre mis manos y de pronto,el reflejo de mi deseo desapareció, se escurrió entre las sombras.

De todas maneras, no me siento tan mal... ví y sentí cosas que jamás voy a olvidar y como no creo en la mala suerte,
hoy rompí el espejo.

Personas Preciosas

Ellas andan por allí. Qué inmensa tranquilidad!
Que fácil y claro resulta todo rodeada por la seguridad de los afectos de siempre. Que sencillo es quedarse en silencio, simplemente sentada en el pasto fumando un cigarrillo mientras mis amigas conversan animadamente. Escuchar sus risas mientras tanto, es como un ungüento que penetra en el pecho y hace que el aire de la noche cálida se sienta a gusto entrando y saliendo.
Volver a verlas a fondo por un instante... a una desplegando otro orgullo: su Diploma de Honor de la Facultad de Psicología de la UBA (que otra vez me hizo llorar), a otra tocando su música, de lo cual no puedo ni hablar y otra que dice que es torpe y nos maravilla cada día más con las cosas que es capaz de lograr con sus manos, su amor y su creatividad, además de darnos de comer riquísimo y de ser la mejor hermana del mundo.
En fin... una noche preciosa. Volví de la reunión pedaleando sin apuro, disfrutando del corto viaje hasta mi casa, de la brisa tibia de este mágico verano inventado y agradeciendo una vez más este manojo de personas preciosas que la vida me regaló.

jueves, 27 de agosto de 2009

Ciclos

Apilamos pilas de lapidarias palabras hirientes, lastimosas, tristes. Palabras sin vida, palabras lamentos.

Las apilamos todas como en frascos sobre el pecho y nos volteamos cara al techo a emborracharnos con su olor.

Apretamos el llanto en los bolsillos y caminamos por la avenida conteniendo las verdades para que nadie las vea.

No se puede ir contra la naturaleza: a la larga o a la corta se poda lo que se seca. Mientras tanto, de puro soberbios, seguimos intentando enderezar el entendimiento.

Mientras tanto nomás, seguimos sembrando en invierno. Con las manos rotas, sin ningún argumento, sólo porque sabemos que todo pasa y que no hay que quedarse quieto y porque pronto llegará la primavera y los estantes caerán al suelo y las palabras tristes volarán al viento y renaceremos...

Otra vez.

martes, 25 de agosto de 2009

La Visión

Como un viaje de esos de mochilas. Abarcando la amplitud del clima y poniendo a prueba todos los vértigos y las habilidades, contemplando cada mañana, porque todas son distintas. Trepando las laderas, bordeando los riachos, descansando a penas.

Tocar las nubes, acariciar el agua, dejarse llevar por senderos vírgenes de pisadas. Y descubrir la noche a la luz de una fogata y escuchar la calma por adentro mientras afuera crujen las ramas y las mantas abrazan.

Como uno de esos viajes veo mi vida desde aca sentada, mientras tecleo y tecleo y no veo nada nada más que el verde de esas montañas, el rojo de esa fogata, ese cielo, esas ramas y a vos, mi amor, a vos pegadita a mi lado bajo la misma frazada.

lunes, 24 de agosto de 2009

Ménage â Trois

Ando con la cabeza rodando, licuadas las ideas, tantas cosas sintiendo que no logro desmadejar las imágenes. Es el tránsito hacia la nueva estación, es el cuerpo que vibra y no me deja energía para traducir.
Mi fuerte conexión con la naturaleza me hace Agosto la piel y me siento sembrada por dentro, a punto de florecer.
Mientras tanto, mi implacable razón, siempre sentada al otro lado de la mesa, me mira y se sonríe, tan soberbia ella; siempre creyendo que basta con entender. Y no. Y que no. Y que la sigo invitando a ser tres: pensar, sentir y hacer. Así debe ser.

miércoles, 19 de agosto de 2009

La Bipolaridad del Tiempo

¿A quién se le habrá ocurrido plantar la loca premisa de que “elsaber no ocupa lugar”?.

A veces pienso en la cantidad de cosas que decimos y nos creemos, en las cosas que leemos, que escuchamos, que vemos y este clima loco que me atraviesa, me histeriquea con su primavera y me pega con su tormenta.

A veces creo que está buenísimo saber y comprender, acariciar la lucidez… ¿y no va que de pronto un rayo parido del suelo me rebana al medio y me deja perpleja, en blanco por dentro?

Y otra vez el sol me engaña y salgo en remera y otra vez caigo en la trampa, porque aún no es tiempo; aunque parezca.

Claro que ocupa lugar. Saber ocupa lugar. Y tanto es así que el más rígido selecciona y manda a la papelera de reciclaje “lo que le conviene”, lo que le sobra o lo que no tolera.

Y Un@ es el envase de su propio saber, solo que como con todo envase, una vez abierto, ademàs de dejar emanar el aroma de su contenido, ya no queda tan protegido. Y con estas temperaturas tan cambiantes…a veces es un peligro.

martes, 18 de agosto de 2009

Ausencia

Le dijo de irse, que quizá mejor, que estaba cansada. Y ella que no, que dale, que hay más sopa, que te vas mañana.
Y no se fue. Como casi nunca se va, porque en el fondo nunca quiere irse.
Y ya entrada la noche, tendida en su cama, cien fotografías pasaron por su mente y más tarde, desde lejos, vio su cara y se vio donde no estaba: Justo en el espacio donde cabía el perfecto contorno de su deseo; allí había una foto velada.

sábado, 15 de agosto de 2009

Bella

Ella está linda a cualquier hora del día.
Es inevitable quedar prendada de cualquier prenda que lleve, solo porque dentro va ella.

Yo me quedo custodiando su reino mientras ella sale a resplandecer en la noche.
Y no me quejo.
Me encanta estar entre sus cosas, escribiendo.
Y no temo.
Sé que no resplandece tanto como cuando llega de vuelta.

Ella no sabe que sí me pasaría la vida de esta manera.

Se hizo tarde, sonó el tiembre, no alcancé a decirlo... es que... la manera en que se recoge el pelo después de la ducha en dos torzadas como al descuido mientras habla, la forma en que toma el cigarrillo, la certeza de su beso...

Ella es bella... que decir..., sí, tal vez que estoy enamorada, pero...
si hasta le queda lindo el pijama!.

viernes, 14 de agosto de 2009

Recursos y Estrategias

No es tan simple como deshojar margaritas. No es tan fácil como preguntarse: "¿me quiere o no me quiere?".

¿Cuánta gente sabe hacer un buen huevo frito sin que se le pegue, sin que se reviente, sin que la yema se endurezca?... ¡con lo simple que parece!. No mis
amig@s, no es taan simple!. Para todo hay secretos, para todo hay un tiempo. Todo requiere práctica y conocimiento; un poquito de intuición, otro tanto de atención, grandes dosis de amor y un frasco de puro convencimiento. Sin esos ingredientes cualquier receta está destinada al fracaso y definitivamente,a caer en el olvido. Sin esos ingredientes no hay preguntas que valgan ni flores que alcancen. Y a las palabras bellas hay que adobarlas con hechos.

No hay pollo listo si un@ no se arremanga para pelar la gallina, No hay pescado fresco si un@ no mete las patas en el agua, y se puede arruinar la mejor comida si no se chamuscan un poco las manos para sacar las papas del fuego.

A veces, hasta una pizca de pragmatismo realza el sabor del romanticismo de manera curiosa, tal como lo hacen ciertas combinaciones de ingredientes exóticos y con muy buenos resultados.
Así que, todo muy lindo, pero... a ponerse el delantal y a renovar recursos y estrategias para mantener los paladares y los corazones felices.

miércoles, 12 de agosto de 2009

La Ada Madrina

Hay personas que tienen amuletos, otras que prefieren los crucifijos. Hay quienes creen en que las cuidan ángeles y otras que se guían por los planetas.
Yo tengo a mi Ada Madrina. Así, sin H, porque la H es muda y mi madrina, de eso: nada. Más bien todo lo contrario.

Mi Ada Madrina me extiende la H como un trampolín a las vocales abiertas de la vida, y me ha ayudado a desprenderme de la palabra vacía, del abismo del silencio.
Ella, con su varita enclavada en yerba y su oído atento a mi corazón, me presta su mirada esperanzada para que yo recupere mi alpargata perdida. Y yo, que vengo rengueando desde lejos, agradezco el bastón.
Que no me digan después que no existen las Adas, si la vida es Cuento y los cuentos...cuentos son!.




martes, 11 de agosto de 2009

Volcán

Hay cosas que no tienen palabras. Que no pueden contarse pero que hace falta sacar de algún modo porque son veneno para el cuerpo y para el alma y si uno las deja adentro; matan. O a la larga hacen que uno mate, o se mate. Da igual. Y da igual la manera, para uno, claro, porque no es lo mismo para el afuera.
El dolor y la ira se combinan de formas muy extrañas y siempre hay una mecha cerca, pero también hay agua y aire y voces y miradas, también está el afuera.

domingo, 9 de agosto de 2009

Cuatro Hojas



Hemos roto el hechizo e inaugurado un nuevo puerto. Ella detuvo el tiempo con mi rostro sonriendo y yo, claro, me ocupé de su alimento y de decirle muchas veces que la quiero.
A veces no encuentro palabras para describir lo bello de sus gestos y me quedo callada, sólo observándola. Adoro el bies de su naturaleza salvaje que asoma por debajo de sus contornos delicados. Y adoro la delicadeza que nace de lo más profundo de su profunda voz, pero no sé decírselo... entonces le sonrío. Ayer sonreí toda la tarde.

Su cabello renegrido brilla como nunca bajo el sol de esta tarde preciosa (no más que ella). Caminamos entre los puestos de artesanías devorándonos con la mirada casi las mismas cosas. No tenemos demasiado dinero, pero nos lo gastamos todo sin tener que ponernos de acuerdo y eso que a veces nos cuesta bastante aunar criterios.

Entre un montón de objetos de madera elgimos esta pequeña cuchara. Yo quise regalársela. Ella quiso regalármela a mí y finalmente decidimos un gran acto de arrojo: sería el primer objeto "de las dos" y ya veríamos dónde y cuándo lo plantaremos para que de él florezcan muchas y muchas más.
Yo no sé qué pensará ella al respecto, pero para mí, que la comida, el hogar y el amor son casi la misma cosa, la tarde, el nuevo puerto y la cucharita resultaron un hallazgo y un buen augurio.