sábado, 17 de julio de 2010

Salud y Bienaventuranzas

Pasa que la vida continúa, (por suerte, vió!)...y entre una cosa y otra ni tiempo tuve de postear, de lo atareada que estuve atendiendo los llamados telefónicos de mis amigas, anunciándome que había sido la estrella de unos de los canales de noticias que repetían siempre las mismas imágenes de la plaza, en la helada madrugada del jueves 15 a las 04:10 de la mañana, frente al Congreso de nuestra Nación, cuando por fin se dijo SI a la justicia, a la igualdad, al respeto por los derechos humanos que no tienen ningun spónsor, ni se identifican por su género.
Y creo que esta vez, además de sentirme parte de una conquista grupal, hay una especie de triunfo extra, personal; humano. Fue la primera vez en mi vida que dejé las palabras de lado y puse el cuerpo solamente: Me ocupé.
Yo creo que lo que sucedió el miércoles 14 en nuestro Senado de la Nación, tiene, además de las obvias, conotaciones mucho más profudas e importantes. Creo que a todos y a todas nos desató un nudo en el camino de aprender a querernos más y mejor, a ser más relajados, a no temer a decir lo que pensamos, a ser conscientes y respetuosos de las personas a las que decimos amar; a Aceptar e Incluír de verdad.
Creo que es una hoja en blanco para un exámen que comienza..., creo que es un escalón más espiritual que legal, una nueva y revolucionaria etapa de la que aún, me parece, no logramos tomar plena consciencia; pero que va a cambiar nuestras vidas para siempre y para Bien. Aprovechemos la oportunidad, seamos capaces de hacernos cargo de que estamos evolucionando contra viento y marea.
Como debe ser.
Salud y bieneventuranzas para tod@s!

Bienaventuranzas (Mateo 5:3-12):
  • Bienaventurados los pobres de espíritu: porque de ellos es el reino de los cielos. (Versículo 3)
  • Bienaventurados los mansos: porque ellos poseerán la tierra. (Versículo 4)
  • Bienaventurados los que lloran: porque ellos serán consolados. (Versículo 5)
  • Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia: porque ellos serán saciados. (Versículo 6)
  • Bienaventurados los misericordiosos: porque ellos obtendrán misericordia. (Versículo 7)
  • Bienaventurados los puros de corazón: porque ellos verán a Dios. (Versículo 8)
  • Bienaventurados los pacificadores: porque ellos serán llamados hijos de Dios. (Versículo 9)
  • Bienaventurados los que sufren persecución por la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos. (Versículo 10)

4 comentarios:

  1. beautiful blog..pls visit mine to,and be a follower..thanks and God bless..http://forlots.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. es de una riqueza enorme el listado de las Bienaventuranzas !!!... lástima que haya habido tantas contradicciones con la Iglesia, tantos desencuentros, tanta discriminación!! Yo, que siempre he querido o necesitado, no sé, estar dentro de la Comunidad, aceptando las barrabasadas de la historia, esta vez me sentí mejor estando fuera. Ya no puedo identificarme ni adherir a su dogma ni a su forma, pero también disfruto de las Bienaventuranzas como una proclamación a los pueblos, a los humanos, a tanta gente común que lo único que busca es el bien!! Festejo los logros que hubo, y los que se vienen!! Septiembre.

    ResponderEliminar
  3. de manera que Mateo hubiese estado muy feliz esa madrugada... se hubiese sacado la remera naranja por pura vergüenza ajena, y camuflado entre las banderas multicolores...

    ResponderEliminar
  4. Me alegro mucho por ti y por todos. Ejercer el derecho que te ha tocado, exigir, aclamar, sentir que eres parte de alguna voz por la justicia es algo que suenno para mi pais.

    ResponderEliminar