domingo, 12 de junio de 2011

Me enamoré.

Hacía mucho que no experimentaba la sensación de andar sobre algodones, a la vez que sobre clavos ardientes. Hacía mucho que no se me aceleraba el corazón.
No quiero separarme de ella ni un segundo y mientras no la tengo en mis manos la busco con la mirada, y, si la encuentro, me cosquillea el estómago. Una sensación simplemente única!
Y eso que aún no nos conocemos demasiado, que no ha habido tiempo para aprender las palabras, pero como suele pasar cuando un@ se enamora, eso carece absolutamente de importancia.

Me encanta estar enamorada.

3 comentarios:

  1. vamos todavía!!!!! qué buena sensación!!!!! eso es estar viva!!!!!!S.-

    ResponderEliminar